Los miniguerreros se hacen gigantes.

Vuelta a los entrenos después del parón por Navidad. El Machado reabre sus puertas el próximo lunes 8 para dar la bienvenida al 2018 con mucho trabajo y una enorme lista de propósitos a cumplir desde los más pequeños hasta para nuestro Nacional.

Hoy Paula Centeno y Antonio Melo, entrenadores de Premini y Minibasket CBA, nos hacen una previa de lo que les espera a sus equipos a partir del lunes; hacemos balance de los primeros meses de esta 17/18 y desgranamos las respectivas listas de objetivos de cara al final de temporada.

Para los pipiolos de la cantera éste está siendo un curso de crecimiento exponencial. No olvidemos que, aunque muchos vienen de las Escuelas CBA, es un año primario en baloncesto, centrado en el armamento técnico y la enseñanza de valores deportivos para los más pequeños, y así mismo nos lo explica su entrenadora, Paula Centeno: “El benjamín comenzó la temporada conociendo los aspectos más básicos pero más importantes del baloncesto, sobre todo los valores y la educación que este deporte nos enseña. Aun seguimos trabajando aspectos como la constancia, el compromiso, el compañerismo… aspectos esenciales para un grupo de niños en etapa de socialización primaria”. El trabajo en este ámbito tanto de Paula como de su Segundo, Dani Molina, está haciendo que ‘los enanos’ no sólo se comporten como compañeros de equipo, sino como amigos con los que disfrutar de cada entrenamiento, lo cual extrapolan a sus padres y madres, que también empiezan a hacer piña.

En lo deportivo, basan la temporada en el aprendizaje de las técnicas básicas del baloncesto pero como nos cuenta Paula “sin olvidar lo realmente importante de practicar baloncesto o cualquier deporte, que es disfrutarlo”. De cara a junio los objetivos son claros: “Sin perder la ambición que debe tener cualquier equipo, queremos que a final de temporada ya estén deseando comenzar la siguiente. Creo que en edades tempranas lo que debe primar es ‘crear el gusanillo’ en cada uno de ellos para que puedan amar este deporte y por tanto, respetarlo como hacemos en este Club”.

En este último aspecto, los benjamines comparten objetivos con sus compañeros más inmediatos, el Minibasket de Antonio Melo y Ali Gallardo.

Su entrenador, comparte las palabras de Paula al expresar que “ahora mismo tenemos que hacerles llegar y retener las nociones básicas de baloncesto a nivel deportivo, lo cual incluye para nosotros, tanto aspectos técnicos como de ‘FairPlay'”. Y destaca que otro de los aspectos fundamentales que está haciendo crecer a los ‘miniMelos’ es la suerte de poder contar con la implicación total de sus padres y madres, que se quedan en cada entrenamiento, partido o incluso cualquier torneo no oficial.

En el ámbito estrictamente deportivo, los alevines se superan partido a partido y aunque aun son muy jóvenes, nos están dejando momentos para el recuerdo. Su entrenador le quita importancia a triunfos y derrotas, recalcando una vez más lo fundamental, la empatía que los niños consigan con el mundo del baloncesto: “Estoy seguro de que mezclando todos estos ingredientes es como conseguimos que nuestros minis vayan creciendo a pasos de gigante y que mantengan, ya sea con derrota o victoria, la ilusión para seguir creciendo cada día como lo hacen” concluye el entrenador.

 

Tanto Paula como Melo piden a la noche de Reyes que sus guerreros la disfruten como niños que son, pero que el lunes a la vuelta al Machado, lo pisen como lo que son: gigantes con bambas de basket.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *